sábado, julio 05, 2014

Medios, ejercicio del poder y legislación telecomunicaciones (regulando un negocio)


Constitución Política #Mx: “Artículo 6o. El derecho a la información será garantizado por el Estado.
Toda persona tiene derecho al libre acceso a información plural y oportuna, así como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión.
El Estado garantizará el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e internet”
Hace unos meses escribía en este espacio blogger sobre el debate que las y los  legisladores librarían respecto a la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones y radiodifusión. El once de junio de 2013 se concretó la reforma constitucional con su publicación en el diario oficial de la federación. El Senado de la República aprobó ya: Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión;  Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano; así como una miscelánea  en materia de telecomunicaciones y radiodifusión.
Con esta acción legislativa - en un solo paquete - se reestructura todo un andamiaje jurídico para regular el espectro radioeléctrico y de cierta forma, los contenidos o productos culturales multimedia que se transmitan a través de este espacio invisible que forma parte del territorio nacional.
La pregunta obligada ¿La reforma constitucional y su consecuente legislación secundaria garantizan derechos y libertades de los mexicanos? Desafortunadamente la óptica que ha librado este debate en los días recientes se aleja mucho de este cuestionamiento. Fundamentalmente se ha librado una batalla argumental sobre los agentes preponderantes del mercado (por sector o por servicio) es decir, el debate se centra sobre el jugoso negocio de los servicios de telefonía (móvil y fija), televisión y radio, así como la transmisión de datos y conectividad a internet (Triple play).
Visto así, es desafortunada la derogación de una legislación específica para radio y televisión que en nuestra época, converge con las tecnologías informáticas o de la información y comunicación TIC´s.
Así las cosas, el debate se ha quedado en un pugna por el reparto de las concesiones para la explotación del espectro ya sea con fines comerciales o sociales. Entonces ¿Cómo el Estado garantizará nuestro derecho de acceso a la información y nuestra libertad de expresión? ¿Cuál será el mecanismo? ¿Cuál institución del gobierno o de los gobiernos o acaso una autónoma? No me queda claro.
Pero también creo que en el fondo el legislador está olvidando poner en primer término, garantizar el derecho a la identidad nacional y la protección del proyecto de nación ante los embates ideológico - políticos de los productos culturales del mainstream norteamericano y sus filiales globales que invaden nuestras pantallas, auriculares y gadgets.
Observamos así, el debilitamiento de las políticas públicas para promover y fortalecer a los medios púbicos, comunitarios y ciudadanos. ¿En dónde, en que espacio se defenderá la identidad nacional? ¿Acaso no queremos fortalecerla y exaltarla? No estoy muy seguro entonces cual es el proyecto de nación que se construirá después de la aprobación de este marco jurídico.
La legislación debería garantizar y proteger derechos y libertades ciudadanas, no únicamente el acceso a productos y servicios. Si esta apuesta falla seguramente en un par de legislaturas veremos surgir nuevas propuestas para reconstruir el andamiaje jurídico del espectro radioeléctrico y en consecuencia de los medios de comunicación con el objetivo (ahora sí) de fortalecer su función cívica y social. Al tiempo
ANEXO NEXT-->
Existen tracks sobre historias urbanas que marcan épocas...
"por que mañana nada cambia sino cambias, que el pasado es el cuerpo y no cambia"
Fase... Tania...
 
 

sábado, junio 28, 2014

Identidad nacional #Mx Vs cultura mainstream


Está muy bien, de acuerdo, no intentare ya verter argumentos sobre su espesa lava teórica pro sistémica… Seguiré sus preceptos y axiomas, aceptaré todos sus paradigmas...
Solo un pero… nunca podrán borrarnos lo que somos en realidad, nuestra cultura será el arma que nos mantendrá en el frente. Podrán desnudarnos, ultrajar nuestras creencias, sincretizarnos en y con una nueva conquista del capital y con la reproducción del capitalismo global. Nuestra esencia no desaparece, somos mexican@s, somos latin@s y por eso estamos en resistencia y así seguiremos. Nosotr@s y l@s que vienen ya atrás.
Cuando uno escucha de cerca, en primera fila a los ideólogos del mundo financiero y económico global, con sus teóricas absolutistas, sin aceptar crítica alguna… entonces uno recuerda a Marx nuevamente. Por más intentos de sepultarlo en librerías de viejo, en anaqueles polvorientos y arrumbados de las grandes universidades pro sistémicas del mundo… la lucha de clases, la eterna contradicción social, la desigualdad generada por la acumulación de riqueza, no ha desaparecido como parece quieren proyectar.
La identidad local estorba a los intentos homogeneizadores de las estrategias reproductoras del sistema financiero global establecido. Los nuevos capitalistas ¿tienen una maquinaria, un engranaje perfecto para reproducir su ideología sutilmente y expandir su proyecto anti-comunitario e individualista en cada rincón de nuestra mente?
Esto ya es materia de diversos estudios, por teóricos de los 5 continentes, se confirma tesis tras tesis que la guerra ideológica está más presente que nunca alrededor del mundo.
Pero ¿Cómo escapar del embate de sus productos culturales? Los gobiernos los dejan fluir por nuestros gadgets sin restricción alguna y más aún además de ideologizarnos pagamos por ellos.
Las empresas culturales de entretenimiento del sistema, hilvanan cada libro, cada serie, cada película a través de sus guionistas en un perverso juego de construcción de la “realidad”. ¿Quién puede escapar del control mediático? ¿Quién puede escapar del aparato propagandístico?
Los medios públicos del mundo se han visto por mucho, rebasados por los medios comerciales, los factores de financiamiento y ausencia de políticas públicas para su fortalecimiento son ya conocidas. 

Pero el fenómeno va más allá, los productos culturales que se ofrecen en telenovelas, espectáculos deportivos, programas infantiles, etc. Están cargados de ese ingrediente cancerígeno de reproducción del sistema capitalista global. El individualismo, el triunfo económico, el bienestar propio, la dominación del uno sobre el otro… exquisiteces que se ven normales en cada emisión televisiva y radiofónica.
En el área informativa, la historia no es muy diferente, con la variante y afortunadamente la máxima de que cuando un fenómeno social se vuelve colectivo, difícilmente puede ocultarse y si se oculta la sanción colectiva es fulminante para las empresas periodísticas.
En este contexto ¿la resistencia es posible? Seguramente es posible, pero sin la toma de conciencia colectiva, sin la educación para consumo de medios, sin las herramientas adecuadas, los ciudadan@s están desarmados para enfrentar el embate del mainstream. Incluso la economía informal es un punto clave y estratégico para la propagación de sus inmundos productos audiovisuales.
La eterna contradicción continúa desarrollándose y ahora extendiéndose a otros frentes de batalla, como lo son en el círculo de la clase media mundial, las diversas plataformas de distribución y socialización de productos culturales en las redes informáticas globales. Un verdadero espacio “life invader” en donde se obtiene del usuario – voluntariamente - información sobre sus prácticas de consumo, ideología política e incluso aspectos psicológicos fundamentales tanto en el ámbito personal como en el colectivo.
Se hace necesario entonces, construir una estrategia colectiva que permita garantizar al individuo la libertad de elegir: elegir informado, elegir consiente de su naturaleza humana. Y en esta libertad los Estados – Nación siempre arropando que la elección ideológica no violente los derechos fundamentales que tiene el ser humano en lo individual y los derechos que tiene las colectividades de ciudadanos que conforman barrios, pueblos, estados, naciones; es decir, en lo comunitario.
Anexo Next…
En la región de la costa oaxaqueña, los músicos del pueblo zapoteco, hicieron suya una antigua leyenda, que podría ser de cualquier región del país, leyenda que habla de una mujer que vio fallecer a sus hijos por descuidarlos, o los asesinó en un arrebato. Pero esta mujer también es seductora de los hombres, pues en su penar y en su dolor arrastra el alma de cualquiera al lado oscuro. Así Tonantzin (madre) inspiro el son, que consolidaría un espacio de identidad en un primer momento del pueblo oaxaqueño; y sin buscarlo –pero ocurrió- al pueblo mexicano. Surgió así, La Llorona.
Aquí en Tabula Raza, en este 2014, la agrupación sonorense de rock alterlatino, La División del Norte, forjada en resistencia cultural, recupera el son y lo transforma en algo único…
 
Y en Oaxaca María Ferrina , también resiste, transforma y propone..
 

 

sábado, junio 21, 2014

Pasión irracional de los sentimientos.


A unas horas del inicio del solsticio del verano del año 2014…
“Ocúpate de ti mismo, fúndate en libertad, mediante el dominio de ti”
Sócrates.

Oscureció. He pasado algunas noches en vela en estos días, y de entre muchos textos diversos que escribí por compromisos académicos y laborales, me di cuenta que esta tabula rasa, ha estado desierta por muchas lunas.
Hoy escribiré un post un poco distinto a lo que cotidianamente plasmo en este espacio. Puede ser una acción liberadora o tal vez el alter ego me ha llevado a escribir para nadie, o más bien escribir para que en las miles de millones de  conexiones entre ordenadores de google y Microsoft, alguien de los o las bloggers recorra estas líneas, y tal vez quiera compartir alguna idea.
Inicio pues citando lo siguiente: “Nosotros los androides, no podemos controlar nuestras pasiones físicas y sensuales. Probablemente ya lo sabias. Creo que te has aprovechado de mi” (Rachel androide Nexus -6) [en un texto Cyberpunk de Philip Dick]
Episodios de la vida, me invitaron a recorrer avanzada la madrugada, pincelazos de las páginas de un libro Sci-fi. ¿Los seres humanos podemos controlar nuestras pasiones?
Planteo acá el término pasiones, como ese cumulo de sentimientos que surgen y sacan al ser humano de un estado racional puro y lo sumergen en una descarga química en el cuerpo, que los hace actuar de forma desenfrenada. La duración de este estado del “ser” es variable y puede ser frenético, depresivo o incluso agresivo.
Podemos pensar en muchos ejemplos de lo que afirmo, pero para el caso de este post me referiré al “Amor”. No el amor entre hombres, no el amor a la patria, a los hijos o a los padres.
Me refiero al amor desatado entre dos seres humanos, quienes al descubrirse similares o afines, inician el ritual de la conquista, el coqueteo que generalmente desemboca en un encuentro físico lleno de besos y caricias que posteriormente desata el acto sexual. A esa clase de amor refiero.
Decia Foucault que en las relaciones amorosas surgen juegos de poder, intentos de dominación del uno sobre el otro y viceversa. Luego entonces imagine usted, si adereza estas situaciones al desenfreno pasional del ser humano.
Explicada esta circunstancia, he de decir que los momentos de mi vida más complejos se han presentado cuando este coctel explosivo, ha sido bebido.
Se vuelve entonces complejo buscar una solución a las crisis internas que se desatan. De cierto es, que no tengo un método para salir del estado amoroso pasional, de celos o depresivo. Tampoco he encontrado a nadie que me asegure no haber atravesado por circunstancia similar, es decir es un hecho común y hasta cierto punto natural de ser humano.
No retratare escenas que quizá todos hemos visto, simplemente me he detenido a escribirlo y describirlo. Sin ningún fin, sin ningún motivo especifico o algún acontecimiento que pueda hacer público.
Comenzó a llover. Pudiera decirse lógico pues ya es verano, que por cierto hoy fue el día más largo de la estación, y quizá también el día más largo de mi existencia.
Dejo acá pues estas reflexiones, tengo en la mente muchos momentos maravillosos, mismos que se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. See ya next post…

Les dejo con los Bunkers pues ya llueve sobre la ciudad…
 

lunes, febrero 03, 2014

Prevaricación mediática, debate sobre telecomunicaciones #MX 2014


“Apelamos todavía a una verdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación de masas que no proponen otro horizonte para nuestra juventud que el consumo de masas, el desprecio hacia los más débiles y hacia la cultura, la amnesia generalizada y la competición a ultranza de todos contra todos”
Stéphane Hessel diciembre 2010
 Aquí va otro texto, espero breve, para la blogósfera que se lee en español y se traduce automáticamente en varios idiomas. La afirmación de Hessel (vid supra [epígrafe de este txt]) es lapidaria, reveladora y a la vez un poco inexacta, desde la perspectiva de los que nos dedicamos al análisis y creación de productos informativos y culturales que se transmiten a través de medios de masas (teóricamente medios de comunicación).
En un contexto marxista -en donde el concepto - masa engloba a la población o ciudadanía que se debate en la eterna lucha de clases inter-relacionándose en campos sociales; en ese contexto hablemos entonces de comunicación de mensajes para la masa o las masas
Subdividiendo aún más, propaganda política, ideológica o ideologizanté, mensajes que buscan vender productos o servicios, “mercadólogos”… complejo tratar de englobar un análisis así. Sobre todo porque entre estos fenómenos comunicacionales, las relaciones y variables podrían ser múltiples. Pero vamos este post no es una disertación teórica, eso lo haremos en un espacio ad hoc. Aquí planteare solo algunas ideas que se desarrollan al iniciar el año 2014, advierto que estas líneas quedarán y probablemente lo que describo a continuación, podría tomar rumbos inesperados, insospechados, ¡venga! ¡Podríamos hasta sorprendernos!
#MX 2014 se ha aprobado una reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y como la convergencia tecnológica indica que todos los medios de comunicación confluyen y confluirán necesariamente en la rama de la informática, luego entonces el legislador decidió que la radio, televisión, prensa y multimedia caben en un mismo cajón. Este axioma puede debatirse, sobre todo porque el uso del lenguaje para cada espacio es distinto, pero esta bueno, aceptemos esta tabla rasa legaloide conceptual.

Ocurre así que en las semanas por venir se va a “regular” a través de nuevas políticas públicas a los medios de comunicación en México y en el mismo viaje los servicios de telecomunicaciones: fundamentalmente telefonía (que transmite en esta modernidad nuestra voz, datos, audio, video) Al día de hoy, las empresas cobran cada servicio aparte -y no una tarifa única- aunque a veces “paquetean”. En concreto los legisladores van a poner las reglas para este suculento negocio del hombre y la mujer contemporáneos y de paso trataran de poner las reglas mexicanas para contenidos. Lo absurdo acá es que los contenidos en épocas de Internet ya no son regulables toda vez que se consumen en México pero no necesariamente se producen en este territorio. (Pero ese es otro debate) (Ya China demostró que todo es filtrable y controlable) -OK OK sigamos-
Regreso a Hessel, es decir al epígrafe de este txt, y si efectivamente, los “Comunicadores” comentaristas payasos iletrados del micrófono juvenil en el dial y zapping comercial mexicanos efectivamente fomentan el consumismo y la individualidad en falsos espacios de moralidad pública o de antivalores que estaban cuestionados en el marco regulatorio de la publicidad. La baja comicidad es la apuesta de las empresas de entretenimiento efectivamente, el motivo de su existencia de los medios comerciales es la venta de productos y servicios, es una realidad también.
No obstante existen medios comunitarios, públicos, gubernamentales o ciudadanos resistiendo a este embate ideológico comercial, diría los teóricos del marxismo, resisten a este acción de reproducción del sistema capitalista, en este engranaje de creación de una “realidad” que no es la de México, sobre todo cuando sus comunicadores se la pasan hablando de la vida de grandes personalidades norteamericanas o de hechos curiosos que no ocurren en las colonias, barrios o calles de las ciudades y pueblos.
Esta es el contexto en el cual el Poder Legislativo mexicano debate en estos días. ¿Acaso estamos a la víspera de que el legislativo se apreste a dictar a sabiendas una resolución injusta?  El llamado es el mismo de Hessel que no deberíamos olvidar en medio de nuestra indignación por la política, por la comunicación incompleta entre gobernantes y ciudadanos, por la lógica mercantilista de las decisiones sobre las políticas públicas. No olviden señores y señoras legisladoras (parafraseando a Hessel): "CREAR ES RESISTIR; RESISTIR ES CREAR".
 




ANEXO NEXT
Acá otra prevaricación surrealista hilvanada en México